URUGUAY: Un destino altamente innovador

Uruguay cuenta con una población de aproximadamente tres millones habitantes. Limita con dos grandes y poderosos países como Argentina y Brasil, lo cual nos llevaría a pensar que es muy poco lo que este país puede hacer para competir en la misma escala que sus vecinos.

Aunque no hay duda que en el futbol son potencia mundial, durante nuestra Misión Tecnológica nos enteramos sobre algunos aspectos que vale la pena destacar de este pequeño país y de cómo han obtenido logros envidiados por el mundo entero, incluso en medio de una crisis mundial, en parte generada por la pandemia del Covid-19.

Un ecosistema empresarial pequeño para muchos podría traducirse en un obstáculo para el crecimiento y desarrollo de un negocio. Sin embargo, para Uruguay se ha convertido en una oportunidad, ya que desde que nace una empresa lo hace pensando en cómo volverse global con el fin de suplir un mercado internacional, siempre alineándose a las nuevas tendencias tecnológicas. 

Por otra parte, con una política pública que fomentó la inclusión y la innovación, Uruguay logró convertirse en el mayor exportador de software per cápita de América Latina y el tercer mayor exportador per cápita del mundo. El Plan Ceibal, como fue denominado, promovió la alfabetización digital a nivel nacional, proporcionó una computadora portátil a todos los estudiantes de escuelas públicas del país desde el año 2007 e invirtió en algunos de los servicios de Internet más rápidos de las Américas (CEPAL)

Tuvimos la oportunidad de visitar dos empresas de videojuegos, Ironhide y Pomelo Games, quienes afirman que gran parte del crecimiento exponencial de este sector ha sido gracias a este tipo de política pública, también al acompañamiento de entidades gubernamentales que apoyan el emprendimiento, como la Agencia de Innovación e Investigación, la Incubadora Ingenio, Uruguay XXI, entre otras, alineado una oferta educativa que comprendió hace más de 10 años la demanda de este sector.

Lecciones aprendidas de la Industria Audiovisual

Durante estos años de emergencia sanitaria, en el que varios sectores se vieron perjudicados, la industria audiovisual vivió un momento de auge nunca antes visto. Según cifras proporcionadas por Ernesto Musitelli, a quien visitamos en Reducto, solo en esa empresa se pasó de 23,9 semanas de filmación en 2019 a 144 en 2021. Nadie pensaría que durante la pandemia se pudo filmar en Uruguay una parte de la serie Conquest, producida por el reconocido actor y productor Keanu Reeves, la cual será lanzada este mismo año en Netflix. Producciones como esta y otras, han tenido un impacto positivo sobre los sectores más golpeados por la pandemia, como lo son el sector hotelero, transporte, catering, entre otros. 

Lo anterior se debió en gran manera al trabajo cohesionado de este sector al buscar la aprobación de un protocolo que les permitiera seguir produciendo, y a una respuesta rápida de un gobierno que visibilizó una oportunidad de atraer, a través de incentivos económicos, a grandes productoras que no podían filmar en ninguna otra parte del mundo debido al confinamiento.

Durante nuestra Misión Tecnológica reconocimos que, sin duda tiene sus ventajas ser un país pequeño en el que todo el ecosistema emprendedor se encuentra cohesionado, logrando articularse perfectamente para la creación de nuevas empresas y para el fortalecimiento de las industrias. Uruguay es un país altamente innovador que brinda la mezcla perfecta de creatividad y talento calificado, su infraestructura tecnológica de clase mundial, las políticas avanzadas y progresivas y la facilidad para hacer negocios hacen que Uruguay pueda convertirse en un Hub Internacional de innovación.

Por: Maria Teresa Portillo - Coordinadora de verticales de innovación en Vertical-i

Publicar un comentario

Deja una respuesta