El Departamento del Atlántico, semillero para las industrias del videojuego

El concepto de industrias culturales y creativas (ICC) interroga en el medido que la creación artística suele alinearse con otro interés que el del interés económico. Sin embargo, el papel central de las ICC en la dinamización de la economía entera ha llevado al desarrollo de auténticas industrias culturales y creativas que constituyen una poderosa palanca gracias a la generación de nuevos conocimientos, el desarrollo tecnológico e innovación.

Parte de las industrias culturales y creativas, específicamente el sector de los videojuegos, un sector dinámico que ya mueve US$135.000 millones al año, según la firma Morgan Stanley. En efecto, el concepto de videojuego ha cambiado drásticamente en las últimas décadas, pasando de un simple juego a soluciones con amplias gamas de software para todos los dispositivos electrónicos, permitiendo múltiples interacciones y formas de entretenimiento ilimitadas.

Por la pandemia, el potencial explotó y Colombia, que se posiciona 34 en el ranking mundial, exportó US$1,6 millones. Adicionalmente, el departamento del Atlántico es el número cuatro a nivel regional y se evidencia como a nivel local la industria tiene talento, ya que cuenta con 6 estudios reconocidos a nivel internacional. De esta forma, Colombia cuenta con 60 estudios de desarrollo de videojuegos. 

La gran apuesta para los próximos años está también dirigida hacia las nuevas generaciones, y para despertar el interés de los más pequeños, el departamento lideró proyectos piloto en Sabanagrande y Puerto Colombia, donde se realizaron programas de formación en desarrollo de videojuegos. 

Unos de los aspectos interesantes de la industria de los videojuegos es que abarca varias profesiones tales como las de diseñador, grafista, modelador, escritor o guionista, compositor. 

En consecuencia, la dinamización de este sector ofrece la promesa de valor para todo el sector. La creciente complejidad de los contenidos y del proceso de producción ofrece muchas oportunidades. Sin embargo, existe una barrera que puede limitar el desarrollo de este potencial: la falta de colaboración entre actores del territorio.

En el marco de la construcción del futuro distrito de innovación inteligentemente especializado – ARUNUKA LAB, Vertical·i brinda espacios para la colaboración entre actores a partir de talleres, entrevistas en profundidades, mesas técnicas donde los actores del territorio comparten espacios, todo esto con el fin de construir una estrategia común de un desarrollo sostenible de las ICC del Atlántico.

Por: Gael Pasquier - Analista de Ecosistemas en Vertical·i

Publicar un comentario

Deja una respuesta